fbpx
TRATAMIENTOS ESTÉTICOS

RINOPLASTIA

Es la cirugía que cambia la forma de la nariz. 

El objetivo puede ser estético,  funcional (mejorar la respiración) o ambos. 

Un 50% de pacientes que se intervienen para mejorar el aspecto de la nariz, tienen además una alteración en el paso del aire.

Al intervenirse con la Dra. Muñoz, se pueden corregir ambas situaciones en el mismo acto quirúrgico.

Pasos a seguir

– Visita médica preoperatoria: Se exponen deseos e inquietudes del paciente,  se  realiza una historia médica exhaustiva y se propone un plan quirúrgico. Se toman fotografías y se dan las pautas a seguir en el proceso quirúrgico.

– Analítica y visita con anestesista: Se realiza para garantizar seguridad durante la cirugía y planificar el proceso anestésico.

– Cirugía: ambulatoria en la gran mayoría de los casos, es decir, el paciente se da de alta durante el mismo día de la intervención. La duración de la cirugía depende de la complejidad de la misma.

– Controles post operatorios: visita médica tras 1 semana, 1 mes, 6-8 meses.

Post operatorio
Tras la cirugía, el paciente despierta en una sala de recuperación para luego ser llevado a su habitación dónde pasará las siguientes horas hasta el alta hospitalaria.

La Dra. no utiliza taponamientos nasales para evitar molestias al paciente, por lo que es esperado un leve sangrado durante los 2-3 días siguientes a la intervención.
La rinoplastia no es una cirugía dolorosa. En la mayoría de los casos sólo se utilizan analgésicos durante los primeros dias  posteriores a la cirugía.

Los pacientes presentan hinchazón en la zona inferior a los ojos, muchas veces acompañado de coloración violácea (moretones) que irán disminuyendo para desaparecer casi totalmente al 7mo día.

La inflamación nasal puede durar meses hasta obtener el resultado final. Sin embargo, la/el paciente puede reincorporarse a su rutina normal en un plazo de 1 a 3 semanas dependiendo de cada caso.